Como líderes de la detección de humo por aspiración (ASD, Aspirating Smoke Detection), ahora disponemos de lo último en tecnología con ModuLaser.

Cuando se precisa de la detección más rápida o un sistema de detección de incendios no puede cubrir de forma eficaz un área, el sistema de detección de humo por aspiración proporciona las herramientas definitivas en protección y detección.

Nuestros productos se instalan en algunos de los entornos más exigentes, incluidas plantas de reciclaje e instalaciones de fabricación. Nuestro compromiso continuo con la calidad y la fiabilidad ayuda a erradicar las falsas alarmas, al mismo tiempo que se proporcionan los avisos más rápidos ante cualquier situación de incendio.

Gracias a la flexibilidad ilimitada de la detección de humo por aspiración, los sistemas pueden diseñarse y configurarse para proteger desde salas limpias individuales hasta centros de datos complejos mediante la instalación de una gran cantidad de detectores en un sistema en red distribuido.

¿Qué es la detección de humo por aspiración y cómo funciona?

ModuLaser, que consta de una unidad de detección que se puede centralizar o distribuir en cualquier lugar del edificio, extrae aire mediante un ventilador a través de una red de tuberías para detectar diminutas partículas de humo. El detector toma una muestra del aire en una cámara con un alto grado de sensibilidad y puede detectar cualquier partícula mucho antes que los sistemas de detección de humo más tradicionales. Esto garantiza avisos más rápidos ante cualquier amenaza inminente a la vida y la propiedad en áreas sensibles.

Las tuberías presentan varios orificios en todas las áreas protegidas que se analizan posteriormente con un detector perfectamente calibrado después de filtrarse para eliminar cualquier contaminante y polvo que pueda generar falsos resultados.

Tanto ModuLaser como su predecesor también utilizan la tecnología patentada "Classifire®" para reducir aún más cualquier probabilidad de análisis incorrecto que pueda provocar una falsa alarma. Esto garantiza que todas las detecciones sean realmente de un incendio y que se puedan tomar las medidas necesarias.

Esta tecnología exclusiva garantiza que, incluso en entornos sucios o que presenten desafíos ambientales, se pueda utilizar una solución de detección de humo por aspiración sin necesidad de preocuparse por la continuidad del negocio.